Uranio y plutonio desde la visión del principio de similitud de la homeopatía

Me gustaría compartir un interesante artículo del heilpraktiker alemán Markus Breitenberger, que leí cuando estuve en Alemania hace unas semanas. En este tratado, el autor, que también es homeópata, enfoca la catástrofe del reactor atómico en Japón y el miedo a la alta radioactividad y las enfermedades consecuentes, también en el resto del mundo, desde la perspectiva de los elementos uranio y plutonio y su utilización en la homeopatía clásica.

Planta nuclear

En dos palabras, la base físico/química es que el plutonio y el uranio enriquecido, normalmente combinados con oxígeno como material combustible, se utilizan en reactores de agua ligera como el reactor del bloque 3 de Fukushima, para producir energía.

El artículo se basa en los conocimientos del médico Dr. Hans Eberle y el heilpraktiker Friedrich Ritzer, ambos homeópatas, que han estudiado durante años los elementos plutonio y uranio, con los símbolos químicos PU y U, como remedios homeopáticos. A través de sus muchos exámenes clínicos y amplias investigaciones médicas es posible reconocer las líneas esenciales y los síntomas dirigentes patológicos, que ahora, con los hechos ocurridos en Japón, se convierten en una terrible realidad. Sus trabajos muestran que el uranio y el plutonio, como remedios homeopáticos modernos, pueden ser substancias sanadoras, si se sigue el principio homeopático de similitud (lo semejante cura lo semejante).

Los siguientes párrafos están traducidos directamente del artículo de Markus Breitenberger:

El efecto del Uranium Metallicum en el ser humano.

El tema central en el remedio homeopático Uranium Metallicum parece ser el cambio en esta época moderna, con la extralimitación y el desprecio de las tradiciones antiguas. Las sombras de este progreso son poderosas. La necesidad y capacidad de obtener poder y autoridad crea como contraposición competencia, impotencia y fracaso. El progreso científico y económico, el poder consiguiente y la incapacidad de controlar la energía que esto libera se refleja en los desesperados intentos de estos días de evitar que la radioactividad se escape del reactor atómico y produzca una catástrofe mundial. La prueba de medicamento homeopático del Uranium muestra las disposiciones de la actualidad. En el centro del remedio se halla la energía creadora, paternal-masculina, que transgrede los límites, con todas sus consecuencias positivas y negativas. Ahí, las fuerzas del Yo y el impulso científico de investigar y descubrir juegan un papel importante. La libertad y la voluntad del hombre actual de traspasar el horizonte personal, cultural y económico se manifiestan en un primer plano. Otro tema importante en la prueba del medicamento homeopático fue el empeño económico, con el gran esfuerzo que esto implica, la carga y la necesidad de seguridad, que por ello se ha creado para el ser humano. Esta discrepancia entre los bienes gananciales por un lado y el deseo de seguridad por el otro parece hoy, después de la catástrofe del reactor atómico y el peligro de la radiación, aún más difícil de superar que nunca antes. El historial de los pacientes de Uranium Metallicum está a menudo gravado por el tema de la exclusión de la familia, el linaje y la tradición. Por diferentes motivos, como niños no pudieron crecer en su propia familia, procedían de otro padre, que se ocupaba de ellos. Los síntomas corporales que se pueden tratar efectivamente con este remedio son dolores de espalda, flatulencia masiva, eccemas cutáneos, sinusitis y debilidad y agotamiento.

El Plutonio como medicamento homeopático

El remedio complementario al Uranium Metallicum es el Plutonium, que actúa como su sombra. En la prueba de medicamento se mostró claramente por síntomas como miedo, pánico, depresión y agresión, así como una enorme sensación de amenaza en lo que respecta a decadencia y destrucción y enfermedades reales o imaginadas. También aquí vemos una relación con los tiempos actuales con su amenaza existencial e impotencia por el miedo ante la catástrofe atómica y las enfermedades por la radioactividad. El plutonio radiactivo se encontró en el suelo alrededor del reactor nuclear de Fukushima. Incluso después de miles de años seguirá siendo un peligro. Si la substancia entra en el cuerpo puede producir cáncer. La idea central del plutonio es la represión y supresión de las fuerzas más internas y del camino individual propio del hombre. Está amenazada la esencia del ser humano. Esto se muestra exteriormente por accidentes y violencia, e interiormente por exigencias y conductas rígidas y restrictivas, lo que provoca a menudo intentos desesperados de querer ayudar y salvar en situaciones sin ninguna perspectiva. Estos síntomas directivos de la prueba de medicación homeopática, junto con la implacable perfección y el ejercicio profesional esclavizado, se reflejan estos días claramente en las imágenes de los trabajadores irradiados de la central nuclear que sacrifican su vida por un objetivo superior. Las enfermedades corporales más frecuentes, que se pudieron tratar con Plutonio, son bronquitis, asma, crup viral, alergias estacionales o múltiples, síndrome de fatiga crónica, dolor de espalda y neurodermatitis. El Plutonium se ha convertido en un remedio indispensable en la consulta homeopática para tratar a niños nacidos con cesárea, inquietud nocturna y sintomatología de miedo y pánico, bronquitis frecuente y neurodermatitis.

Las pruebas se hicieron normalmente con potencias de C200, eventualmente con C30, Q y C1000. Los voluntarios tomaron el remedio, disuelto en agua, varias veces al día durante unos 2 o 3 días. Las potencias Q se ingirieron parcialmente a los largo de la semana, según la evolución de los síntomas. Se pidió a los voluntarios que observaran y anotaran detalladamente su cuerpo, su mente, las emociones y los cambios en su vida. El tiempo de observación fue de un máximo de tres meses. El número de recomendaciones documentadas en la publicación de las pruebas en el año 1999 fue de 217 casos para el Uranium Metallicum y de 232 casos para el Plutonium.

Se puede encontrar más información sobre el tema en el libro:

Eberle/Ritze: Arzneimittellehre, Heilung von Krankheiten in modernen Lebenssituationen, Neue Homöopathische Arzneien 1 (ISBN 3-87569-147-4)

2 pensamientos en “Uranio y plutonio desde la visión del principio de similitud de la homeopatía

  1. Dra Cecilia Puga

    soy medica Homeopata clásica, trabajo en un Hospital Canto a la Vida Ecuador Sud America, y me interesa conocer estos medicamentos homeopáticos de la tabla periódica, su patogenias y clínica.

    gracias

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*